Camino a Caacupé 2016

Elton Núñez



Compartir en

Cada año, cerca del 7 de Diciembre, ocurre una de las manifestaciones religiosas y culturales más importantes del país. Desde distintos puntos, los paraguayos católicos emprenden un viaje, a pie, hacia el centro de su fé, para pagar con sacrificio y oraciones los milagros y favores recibidos durante el año.
A partir de los puntos de unión de rutas en la Cruz del Peregrino al este y oeste de Caacupé se va viendo la mezcla de grupos religiosos, jóvenes voluntarios, profesionales de la salud, caminantes de distintos estratos sociales, todos como unidos por una sola causa que es llegar, terminar el emprendimiento.
El camino es una aventura, con mucho color, con un ambiente de mucha espiritualidad y solidaridad que se siente más fuerte a medida que se van acercando a la Virgen de la Inmaculada Concepción de los Milagros de Caacupé.
En las siguientes 26 fotos queremos revelar las particularidades de esta colorida y entusiástica fiesta de peregrinación.

Las festividades religiosas del 8 de Diciembre atraen a otra instituciones religiosas para aprovechar la ocasión y expresar las creencias. En el camino a Caacupé un peregrino puede cruzarse con monjes, pastores evangélicos, mormones, etc. (Elton Núñez).

Los caminantes avanzan hacia la ciudad de Caacupé acelerando los pasos a medida que estaban cerca. La Cruz del Peregrino es justamente, desde hace muchos años, una referencia para el caminante de que ya falta poco. (Elton Núñez).

Los jóvenes aprovechaban la llegada a La Cruz de Peregrino para descansar y tomarse unas fotos frente a la cruz adornada con luces de navidad. (Elton Núñez).

Cerca de las 19:00 horas, un carril de la ruta 2 todavía estaba habilitada para llevar gente a la ciudad de Caacupé, algunos itinerarios aún estaban habilitados para empresas de transporte que venían desde Asunción. (Elton Núñez).

Seguidores de la Virgen de Caacupé rezan frente a su imagen en la explanada de la basílica, durante las misas previas a la noche del 7 y 8 de Diciembre. (Elton Núñez).

Un grupo de ciclistas celebra la llegada a Caacupé, luego de tres días de pedaleo desde Ciudad del Este, Minga Guazú y Km 45. (Elton Núñez).

Una niña fue vestida como la virgen de Caacupé en la víspera de las celebraciones del 8 de Diciembre. (Elton Núñez).

Un perro ladra a la gente a medida que van llegando al centro de Caacupé. (Elton Núñez).

Un vendedor ambulante descansa en la vía pública luego de terminar de construir su puesto de venta de comidas. Repone energías para afrontar la larga noche de actividad y hacinamiento de clientes. (Elton Núñez).

Una tormenta pasó por Caacupé en la noche del 7 y 8 de Diciembre sin embargo no varió la afluencia de gente en las calles y alrededor de la Iglesia de Caacupé. (Elton Núñez).

Rumbo a la iglesia de Caacupé, en la víspera del 8 de Diciembre, muchos vendedores ambulantes salen a las calles para ofrecer sus mercaderías como velas, rosarios, paños para bendecir, accesorios como paraguas y comida. (Elton Núñez).

Los peregrinantes se alivian al ver a lo lejos la cúpula del la basílica de Caacupé, es la señal de que están por llegar a la meta tan deseada. (Elton Núñez).

Jóvenes de la Pastoral Juvenil se juntan en el camino para dar abrazos a los peregrinantes, alientan a la gente a seguir el camino y dan energía positiva para continuar. (Elton Núñez).

Vendedores ambulantes y creyentes se ingeniaron para protegerse de la lluvia de manera que la vigilia de oración a la Virgen de Caacupé se lleve a cabo naturalmente. (Elton Núñez).

Miles de peregrinantes descansan bajo techo en las alas del templo de Caacupé, personas que han caminado decenas de kilómetros se acuestan en dichos lugares para reponer energías y estar listos para la misa central del 8 de Diciembre. (Elton Núñez).

Un vendedor ambulante prepara los "churros" al costado de la ruta 2, preparándose para lo que será una tarde/noche bastante cargada de clientes. (Elton Núñez).

Cerca de las 18:00 horas la acumulación de personas al costado de la ruta 2 se vuelve importante, es el momento en que las fuerzas de orden públicas tienen que desviar la circulación de vehículos para dar prioridad al peatón. (Elton Núñez).

Un representante de la Congregación de Jehová acompañado de su hija, predica con micrófono y parlantes en el cruce conocido como La Cruz del Peregrino. (Elton Núñez).

Una señora descansa sus pies en una de las carpas de servicios voluntarios al costado de la ruta 2, camino a Caacupé. En dicha carpa ofrecían agua, masajes y descanso a los peregrinantes. (Elton Núñez)

Cerca de las 20:00 horas los peregrinantes, en su mayoría jóvenes, marchan hacia la basílica de Caacupé ante la custodia de la policía nacional. (Elton Núñez).

La bandera paraguaya flamea en el monumento erigido en el cruce de la ruta 2, en la localidad que todos conocemos como La Cruz del Peregrino. (Elton Núñez).

Un viajero se detiene en uno de los puestos de atención al peregrino, donde le practican una lectura de presión por parte de estudiantes universitarios de materias de salud. (Elton Núñez).

La Patrulla Caminera y la Policía Nacional ejercieron su labor de brindar cobertura, seguridad y orden en el operativo Caacupé 2016. A lo largo de toda la ruta 2 y ramales estuvieron presentes para cuidar la peregrinación. (Elton Núñez).

A pesar de la intensa lluvia, la gente se congregó en las plazas para sacarse fotos frente al árbol de navidad instalado por la Municipalidad de Caacupé. (Elton Núñez).

Una intensa lluvia cayó desde las 21:00 horas en forma continuada en la ciudad de Caacupé, pero muchos peregrinos lo tomaron como bendición y continuaron adelante hacia sus objetivos de pagar promesas. (Elton Núñez).

En el camino, varios puestos de servicios y atención médica estaban habilitados. En el toldo de UNASUR los alumnos y profesores ofrecían servicios de masajes para aquellas personas afectadas por la larga caminata. (Elton Núñez).

Comenta aqui desde tu cuenta de Facebook

Deja un comentario