14074455624_a49ba3e107_b

Patagonia: el paraíso austral entre Argentina y Chile

Tetsu Espósito



Compartir en

Dos personas caminan hacia las formaciones rocosas conocidas como Los Cuernos del Paine, otra de las maravillas que ofrece este parque nacional en la Patagonia chilena. (Tetsu Espósito).

En la Estancia Nibepo Aike, a unos 60 km. de la ciudad de El Calafate, un gaucho trasquila a una de las 200 ovejas que crían en el establecimiento argentino. (Tetsu Espósito)

Un sendero conduce a los Cuernos del Paine, una de las alucinantes vistas que ofrece entre sus atractivos el Parque Nacional Torres del Paine, en Chile. (Tetsu Espósito).

Un guía del equipo Viedma Pro, camina sobre una pared de hielo, para instalar diversos equipos que le permitirán escalar la pared a los turistas que realizan el trekking. (Tetsu Espósito).

Un gaucho arrea a las ovejas en una demostración de su destreza y la de su caballo, en una estancia de turismo ecológico en la Patagonia argentina. (Tetsu Espósito).

Camino a la estancia Nibepo Aike se pueden observar montañas y paisajes característicos de la estepa patagónica, con picos nevados y escasa vegetación debido a las pocas lluvias que caen al año. (Tetsu Espósito).

Enormes bloques de hielo que adquieren distintas formas y tonalidades azules pueden verse en el Glaciar Perito Moreno, a unos 90 km. de la ciudad de El Calafate. (Tetsu Espósito).

Viajando desde El Calafate al pequeño pueblo del Chaltén, ubicado a unos 350 km. de distancia, nos encontramos con esta postal en el camino, con el majestuoso Fitz Roy a la derecha y el Cerro Torre a la izquierda, haciendo de este pequeño pueblo, un destino mágico para todos los fanáticos del trekking de montaña. (Tetsu Espósito).

Al finalizar el recorrido de trekking del Glaciar Perito Moreno, con una duración aproximada de 3 horas y la presencia de unos 600 turistas por día en la temporada alta, los guías agasajan al público con un Whisky on the rocks con hielo del glaciar. (Tetsu Espósito).

Uno de los guías de trekking demuestra su habilidad mientras explica los distintos cuidados que hay que tener sobre el hielo, durante el recorrido en Perito Moreno. (Tetsu Espósito).

El trayecto para llegar hasta el inicio de trekking sobre el glaciar incluye un recorrido por el bosque desde donde se aprecia a lo lejos a los turistas que terminan su travesía sobre el hielo. (Tetsu Espósito).

El Cerro Huyliche es otro de los atractivos que ofrece El Chaltén, se realiza en Land Rovers tanto en verano como invierno y la vista desde la cima permite admirar la ciudad y el Lago Argentino. (Tetsu Espósito).

Uno de los guías del equipo Viedma Pro demuestra distintas técnicas para escalar en el hielo, antes de que los excursionistas puedan hacerlo. (Tetsu Espósito).

En Ushuaia capital de la Provincia de Tierra del Fuego y  la ciudad más austral del mundo, se encuentra encallado en el puerto este viejo barco. (Tetsu Espósito).

El Cerro Huyliche es otro de los atractivos que ofrece El Chaltén, se realiza en Land Rovers tanto en verano como invierno y la vista desde la cima permite admirar la ciudad y el Lago Argentino. (Tetsu Espósito).

Uno de los tantos saltos de agua que se pueden visitar en el Parque Nacional Torres del Paine, que cuenta con una extensión de 2400 km. cuadrados, uno de los grandes atractivos de la Patagonia chilena que recibe turistas de todo el mundo. (Tetsu Espósito).

Un guanaco se alimenta en las pasturas de los valles de Torres del Paine, entre cientos de árboles incendiados que no llegan a descomponerse por la ausencia de bacterias a causa del clima frío. (Tetsu Espósito).

La Laguna Sucia ofrece un espectáculo de colores mágicos con las Torres del Paine al fondo, en un recorrido dentro del Parque Nacional Torres del Paine, territorio chileno. (Tetsu Espósito).

Cientos de árboles incendiados por culpa del hombre, en el Parque Nacional Torres del Paine, yacen como testimonio del daño causado. Demoran 500 años o más en descomponerse, debido a la ausencia de bacterias por el clima frío. (Tetsu Espósito).

Una liebre de gran tamaño busca alimento en el árido paisaje del Cerro Huyliche, en las afueras de la Ciudad de El Calafate, en la Patagonia Argentina. (Tetsu Espósito).

En los meses de verano en un lugar tan austral como El Calafate, el atardecer ocurre generalmente entre las 21 y 22 hs., la luna sobresale en el horizonte durante un recorrido por el Cerro Huyliche, a pocos kilómetros de la ciudad. (Tetsu Espósito).

Un pequeño barco que trasnporta turistas, se aleja lentamente del frente del Glaciar Perito Moreno, un glaciar único en su tipo en el mundo, que permite a turistas de todas las edades acercarse y disfrutar de su majestuosidad. (Tetsu Espósito).

En el pequeño pueblo del Chaltén, fundado hace apenas 25 años y denominado capital nacional del  trekking, que cuenta con unos 1200 habitantes, la mayor parte de los recorridos son autoguiados y se realizan a pie, recorridos que van de 5 a 25 km. El Salto del Chorrillo es uno de los tantos atractivos del pueblo al que se llega despues de una caminata de una hora. (Tetsu Espósito).

La laguna azul con las Torres del Paine en el fondo, adquiere su color característico por la presencia de microorganismos prehistóricos que le dan este color. (Tetsu Espósito).

Un barco se acerca al Glaciar Perito Moreno, rodeado de una vegetacion y colores increíbles.(Tetsu Espósito).

La vista central del Glaciar Perito Moreno y sus pasarelas, que permiten a turistas de todas las edades y de todas partes del mundo admirar la grandeza de una de las maravillas del planeta tierra. (Tetsu Espósito).

El Río de las Vueltas debe su nombre a los profundos meandros que se forman en gran parte de su curso, siendo el pequeño pueblo de El Chaltén, el único por donde pasa antes de llegar al mar. (Tetsu Espósito).

La grandeza del Glaciar Perito Moreno sorprende y asombra. (Tetsu Espósito).

El camino al Fitz Roy es un destino obligatorio al visitar el pueblo del Chaltén. (Tetsu Espósito).

El Glaciar Perito Moreno se encuentra en constante cambio y movimiento con las distintas estaciones. (Santiago Ortiz).

Escalar hasta la base del Fitz Roy puede ser peligroso en los dias de mucho viento, agua nieve o nieve, por lo cual hay que ir equipado con ropa de montaña y palitos para escalar, especialmente en los días mas fríos. Los mejores meses para realizar la travesía son enero y febrero, con temperaturas medias de 15 grados centígrados. (Tetsu Espósito).

Otra de las postales que ofrece el Chaltén, un hermoso destino que exigirá tener un buen estado físico, ya que el 99% de sus recorridos son autoguiados y para hacerlos a pie. (Tetsu Espósito).

Camino al Glaciar Viedma estos témpanos de hielo desprendidos del glaciar ofrecen colores y formas increíbles. (Santiago Ortiz).

Al final del recorrido del Lago del Desierto se puede subir a un pequeño cerro desde donde se contempla toda su extensión, a muy pocos km. de la frontera con Chile.  (Tetsu Espósito).

Estos témpanos de de hielo de un azul exquisito se desprendieron del Glaciar Viedma, uno de los grandes glaciares de la Patagonia argentina. (Santiago Ortiz).

El Glaciar Perito Moreno se encuentra en constante cambio y movimiento con las distintas estaciones. (Santiago Ortiz).

Luego de observar a un pequeño zorro alimentarse, lo seguí lentamente hasta esta parte del bosque en donde se despidió tímidamente. (Tetsu Espósito).

Los desprendimientos de bloques del Glaciar Perito Moreno son cada vez más comunes con el calentamiento global, aún así no dejan de ser un espectáculo que se oye a muchos km. de distancia. (Tetsu Espósito).

Volviendo de uno de los tantos senderos autoguiados, se puede ver al pequeño pueblo del Chaltén a lo lejos, según el último censo, tiene aproximadamente 1200 habitantes en los meses de temporada alta, bajando esta cifra a 300 habitantes en los meses de invierno. (Tetsu Espósito).

Una de las vistas que ofrecen los senderos al Fitz Roy, con los ríos y arroyos que se forman por el deshielo de los glaciares, que ofrecen agua potable al excursionista. (Tetsu Espósito).

El imponente Fitz Roy o Chaltén, que en lengua tehuelche significa montaña que humea, es una de las atracciones más importantes del pueblo que lleva su mismo nombre y es la capital del trekking argentino. La montaña tiene una altura de 3405 m. y se puede llegar a su base luego de una caminata aproximada de 10 horas, que vale la pena luego de las imponentes vistas que se pueden apreciar.  (Tetsu Espósito).

Un guía de montaña camina por la pared de hielo en el Glaciar Viedma, durante el recorrido denominado Viedma Pro, que permite a los aventureros recorrer distintos tramos en el hielo. (Tetsu Espósito).

En las montañas con glaciares de la Patagonia, el deshielo crea arroyos y ríos cristalinos, donde el excursionista puede beber este liquido puro y cristalino, con miles de años de antigüedad. (Tetsu Espósito).

Una laguna de color verde, formada por el deshielo del Glaciar Huemul donde se observa el Fitz Roy a lo lejos. (Tetsu Espósito).

El Glaciar Viedma ofrece uno de los recorridos y atractivos más increíbles de la región para el turista aventurero, con tours de trekking que duran todo el día y permiten recorrer el glaciar con guías especializados. (Tetsu Espósito).

Comenta aqui desde tu cuenta de Facebook

5 respuestas a “Patagonia: el paraíso austral entre Argentina y Chile”

  1. Ezequiel Suarez dice:

    Camarada!!! Que gran trabajo!
    Un gran abrazo desde El Calafate!

  2. Nidia Romero Santacruz dice:

    Hermosas e impactantes las fotos y si uno esta alli seria una experiencia sin comparación

  3. Victor Hugo Servián Maldonado dice:

    Hermosas Fotos Tetsu. Nada que envidiar al national geographic

  4. Néstor dice:

    Tetsu me remitio su hermana y David, simplemente agradecerles tanto a Ud. como a Santiago este momento de disfrute paz y asombro que me han obsequiado al contemplar tanta belleza que con su maestria fueron capaces de captar. Muchas gracias, comparto el comentario anterior, nada que envidiar al national greographic.

  5. roberto monaco dice:

    Hermosas fotos, me transportaste a esos lugares, reviviendo momentos vividos en muchos de esos lugares, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *