Caacupé 2011

Elton Núñez



Compartir en

Share This:

La Basílica de Caacupé, fotografiada desde lo alto, recibe a miles de feligreses, peregrinantes desde todo el país, que el 8 de diciembre de cada año rinden su homenaje a la Virgen. (Tetsu Espósito)

En la mañana del 8 de Diciembre, cientos de personas se apretujan en la entrada de Tupãsy Ykua, con el objetivo de lograr obtener un poco del agua que es considerada bendita por los devotos de la Virgen. (Elton Núñez)

Kurusú Peregrino, un emblema que marca el tramo final de los peregrinantes así como la entrada a la Ciudad de Caacupé. (Tetsu Espósito)

Un hombre discapacitado físicamente pero animado en espíritu saluda y agradece a los transeúntes que le dejan monedas en su jarra. Actos de caridad por los hermanos discapacitados son frecuentemente vistos en esta festividad. (Elton Núñez)

Cientos de peregrinantes dormían y descansaban en este sector, ubicado a un costado de la Basílica, después de un largo y cansador recorrido hasta llegar a la Virgen y cumplir con sus promesas. (Tetsu Espósito)

Una señora se protege del cálido sol de la mañana con una toalla mientras esperaba el momento para saludar a la imagen de la Virgen de Caacupé después de la misa central. (Elton Núñez)

Descendientes de la familia Araujo, cumplen con la centenaria tradición que tenían sus abuelos y bisabuelos de peregrinar hasta Caacupé en carretas tiradas de bueyes. Salen de Guarambaré varias familias llevando en carretas todo lo necesario y acompañándolas a pie. El largo viaje les toma más de 18 horas. (Tetsu Espósito)

Una señora extiende su mano para recibir la hostia consagrada durante la santa comunión, durante la misa de la medianoche que se realiza en la plaza principal, frente a la Basílica. (Elton Núñez)

Centenares de peregrinantes luchaban para obtener un poco de las milagrosas aguas del Tupãsy Ykua, un manantial que brota a pocas cuadras de la Basílica. Por momentos la policía tuvo que luchar contra la multitud que casi llegó a desbordarse. (Tetsu Espósito)

Peregrinos avanzan sobre la calzada de la ruta Mariscal José Felix Estigarribia (Ruta 2) rumbo a la basílica de la Virgen de Caacupé, en la tarde del 7 de Diciembre. A pesar del clima inestable que amenazaba con lluvias y del calor reinante no se aminoró la cantidad de personas que realizan esta odisea cada año. (Elton Núñez)

Varios medios de prensa realizaron una importante cobertura de lo que fue una de las celebraciones religiosas más importantes del país. En la fotografía, una persona se comunica con los distintos camarógrafos mientras se realizaba la Misa Principal en la mañana del 8 de Diciembre. (Tetsu Espósito)

Un efectivo de las Fuerzas de Operaciones de la Policía Especializada (FOPE), vigila el perímetro para mantener la seguridad durante la llegada de las autoridades nacionales y políticos a la basílica de Caacupé, para presenciar la misa central del 8 de Diciembre. (Elton Núñez)

Miles de personas descendían desde Kurusú Peregrino en las primeras horas de la noche del 7 de Diciembre, a pocos kilómetros de llegar a la Basílica. Cientos de policías velaban por la seguridad de los peregrinantes. (Tetsu Espósito)

Miles de católicos asistieron a la misa de la medianoche el miércoles 7 de Diciembre en la plaza principal frente a la basílica de Caacupé. Cada uno con su vela encendida escuchaba con atención la homilía del Monseñor Juan Bautista Gavilán, obispo de Coronel Oviedo.  (Elton Núñez)

Al finalizar la Misa principal de las 6 de la mañana del 8 de Diciembre, cientos de feligreses ingresaron al interior de la Basílica para la siguiente misa y para elevar sus oraciones. (Tetsu Espósito)

Cuatro niños se arrodillaban con sus velas encendidas frente a la capilla lateral de la basílica de Caacupé durante los rezos en la víspera del 8 de Diciembre. (Elton Núñez)

Un costado de la ruta internacional fue preparado especialmente y custodiado por policías desde la ciudad de Ypacaraí para la seguridad de todos los peregrinantes. (Tetsu Espósito)

Un peregrino sosteniendo velas encendidas con ambas manos eleva sus oraciones a la Virgen durante los rezos en la capilla lateral de la basílica de Caacupé, en la noche del 7 de Diciembre. (Elton Núñez)

Una niña participa con su vela encendida en una de las tantas misas realizadas en la noche del 7 de Diciembre, frente a la Basílica, donde miles de feligreses se congregaban, esperando el amanecer. (Tetsu Espósito)

Fieles de la Virgen depositan sus velas encendidas en cualquier espacio disponible de la muralla de la basílica para realizar sus respectivas oraciones a la Virgen de Caacupé en la mañana del 8 de Diciembre. (Elton Núñez)

En el día de la Virgen, luego de finalizar la misa principal, cientos de personas ingresaban al interior de la Basílica. (Tetsu Espósito)

Una mujer integrante del coro de 180 jóvenes interpretó la canción "Ave María" de Franz Peter Schubert en la víspera del 8 de Diciembre durante el novenario. (Elton Núñez)

Una señora reza las oraciones durante la víspera del 8 de Diciembre en el novenario en honor a la Virgen de Caacupé, a pesar de la intensa fatiga por la peregrinación mucha gente emplea sus fuerzas restantes para rogar un milagro a la Virgen o agradecer por los favores recibidos. (Elton Núñez)

Personal de la FOPE custodiaba una de las entradas laterales de la Basílica, la mañana del 8 de Diciembre. (Tetsu Espósito)

Una señora descansa en el suelo de la capilla lateral de la basílica luego de su larga peregrinación en compañía de su imagen de la Virgen. (Elton Núñez)

En el interior de la Basílica se iniciaba la celebración de una misa, luego de que los festejos principales realizados afuera hayan concluido. (Tetsu Espósito)

Locales de comida fueron habilitados en toda la ciudad para los miles de feligreses que acudían, esta pareja de ancianos vendía asaditos para calmar el hambre después de un largo y cansador viaje. (Tetsu Espósito)

Miles de rosarios, imágenes y souvenirs fueron vendidos en la noche del 7 de Diciembre en la tienda de recuerdos de la basílica de Caacupé. La masiva concurrencia de la gente durante la víspera obligó a la tienda a permanecer abierta toda la noche. (Elton Núñez)

Vista de la Basílica, momentos antes de que termine la misa principal, los feligreses levantaban sus palmas y pañuelos y entonaban cánticos a la Virgen. (Tetsu Espósito)

Un hombre levanta su cámara para fotografiar la multitud congregada frente a la imagen de la Virgen de Caacupé mientras se llevaba a cabo el novenario. (Elton Núñez)

La Virgen en el altar frente a la Basílica, es exhibida para los cientos de feligreses que se congregaban en el lugar. (Tetsu Espósito)

Los católicos que asistieron a la misa central del 8 de Diciembre en la basílica, saludan a la imagen de la Virgen de Caacupé antes de que la regresen al interior. Para el saludo muchos asistentes agitan pañuelos blancos, banderas paraguayas o simplemente sus manos. (Elton Núñez)

La noche del 7 de Diciembre ya congregaba a muchísima gente frente a la Basílica, que traía sus plegarias a la Virgen. (Tetsu Espósito)

Durante la homilía en la misa central de Caacupé, el Monseñor Claudio Giménez habló sobre los festejos del Bicentenario de la República del pasado mes de mayo. Se hizo inventario de estos 200 años como nación, y la balanza se inclinó hacia lo positivo sin negar nuestros muchos errores y desatinos, por los cuales paraguayos crecieron en identidad país, y en un raro pero cierto amor ciudadano, resaltó el Monseñor. (Tetsu Espósito)

Amananece en Caacupé el 8 de Diciembre, a pocos minutos de la misa principal realizada a las 6 de la mañana, el cielo detrás de la Basílica nos regalaba estos colores. (Tetsu Espósito)

Comenta aqui desde tu cuenta de Facebook

7 respuestas a “Caacupé 2011”

  1. LAS GENTE CON MUCHAS FE CON LA VIRGEN.ESTA BUENISIMOS.

  2. […] published a photo essay [es] on the pilgrimage to the city of Caacupé on December 7 and 8: “hundreds of thousands […]

  3. diegomas dice:

    Excelentes fotos los manes!

  4. Guillermo Alfredo Vallarino dice:

    Fantásticas imágenes de momentos de gran mística para el Pueblo Paraguayo en el cumpleaños de la Virgencita de Caacupé. Muchas gracias amigos por compartirlas. Cordiales abrazos desde Corrientes – Argentina.-

  5. […] χρήστης Yluux δημοσίευσε ένα φωτογραφικό δοκίμιο [es] από το προσκύνημα στην πόλη της Caacupé στις 7 και 8 […]

  6. Pepe dice:

    :O Muy lindo el blog, conrazon es el mejor blog de Paraguay segun esta publicacion:

    http://www.shareguay.com/posts/noticias/6274/Los-mejores-blogs-de-Paraguay.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *