Semana Santa y turismo en el sur del Paraguay.

Elton Núñez



Compartir en

Todos los años en Semana Santa, nos preguntamos a qué destinos recurrir en la semana de descanso más larga. Cada año se presentan propuestas turísticas diferentes, muchos optan por visitar a sus familias mientras que otros eligen conocer un poco más el Paraguay.

Sin demeritar ningún otro destino turístico en nuestro país, este año las ciudades de San Ignacio y Encarnación prometieron y cumplieron: Otra edición más de Tañarandy para recordar 250 años de la expulsión de los jesuítas del Paraguay, además de los 25 años de esta celebración a manos del artista Koki Ruíz. Mientras que Encarnación ofreció muchas atracciones turísticas que llaman la atención del público internacional.

En esta breve galería te mostramos algunas situaciones que pudimos vivir en la Semana Santa pasado en las hermosas ciudades de San Ignacio y Encarnación.

Una foto panorámica de las ruinas de la Misión Jesuítica de Jesús de Tavarangué. Patrimonio de la humanidad declarado por la UNESCO en 1993. Queda a 38 kilómetros de Encarnación y es el segundo lugar más importante en el circuito de ruinas históricas del departamento de Itapúa. (Elton Núñez)

Cerca de 20 mil personas realizaron la peregrinación tradicional en Tañarandy, como todos los años celebraron el Viernes Santo con la procesión de la Virgen Dolorosa por el Yvága Rapé. (Elton Núñez)

Un joven voluntario de la organización de la procesión religiosa, enciende los candiles instalados a lo largo del Yvága Rapé en Tañarandy. Indicación de que el encuentro de los estacioneros con la Virgen Dolorosa está cerca. (Elton Núñez).

Una señora integrante del elenco religioso de la procesión de Tañarandy, revisa sus mensajes mientras todos esperan la hora indicada para el comienzo del recorrido por los 3 kilómetros que comprenden la ruta de peregrinación. (Elton Núñez).

Una pareja disfruta del atardecer en la orilla del río Paraná en la playa San José de la ciudad de Encarnación. (Elton Núñez).

Cerca de 20 mil personas realizaron la peregrinación tradicional en Tañarandy, como todos los años celebraron el Viernes Santo con la procesión de la Virgen Dolorosa por el Yvága Rapé. (Elton Núñez)

Turistas se toman fotografías frente al monumento a Andrés Guacurabí y Artigas en la costanera de la ciudad de Posadas (Argentina). Esta ciudad se une con Encarnación a través del puente internacional San Roque González de Santacruz. (Elton Núñez)

La sensacional abuela trotamundos sonríe antes de comenzar la peregrinación de 3 kilómetros en Tañarandy. Ella se llama Emma Morosini y proviene de Italia recorriendo el mundo sola con sus increíbles 93 años de edad. (Elton Núñez)

Una particular vista de las ruinas de la Misión Jesuítica de Santísima Trinidad del Paraná, desde una distancia de 800 metros, vista que es posible gracias a la instalación de un mirador en el Parque Ecológico "Ita Cajón" de la misma localidad. (Elton Núñez).

Cae la noche mientras feligreses, niños y adultos, caminan con candiles en mano, acompañando a la Virgen Dolorosa al encuentro con su hijo Jesús crucificado. (Elton Núñez).

A medida que oscurece en Tañarandy los candiles van apoderándose del protagonismo, convirtiendo a la peregrinación en un sorprendente y místico espectaculo. (Elton Núñez).

El creador del espectáculo artístico y religioso de Tañarandy, el señor Koki Ruíz, encabeza la procesión de la Virgen Dolorosa mientras una admiradora se toma un selfie con él. (Elton Núñez).

Una casita se deja ver a lo lejos, en las afueras del distrito de Jesús, del departamento de Itapúa. Jesús posee uno de los más hermosos paisajes del departamento y es sede de las ruinas Jesuiticas de Jesús de Tavarangué. (Elton Núñez).

Un integrante del elenco de los estacioneros, aguarda el encuentro con la Virgen Dolorosa que se acerca. Los estacioneros son conjuntos de hombres y mujeres que entonan canciones y rezan mientras realizan la vía crucis. (Elton Núñez).

Una familia camina por los campos verdes de la Misión Jesuítica de Jesús de Tavarangué, sitio donde los visitantes pueden disfrutar del paisaje desde los distintos miradores. (Elton Núñez).

Un candil hecho de apepú hai (naranja agria) y grasa animal, es utilizado para iluminar el camino del Yvága Rapé en la procesión de Tañarandy. (Elton Núñez).

Niñas se divierten mientras pretenden agarrar burbujas de jabón en un parque de la costanera de Encarnación, en el domingo de pascuas. (Elton Núñez).

Como todos los años, el camino de tierra es totalmente iluminado por velas durante la procesión de Tañarandy en el Viernes Santo, a medida que se acerca la noche a lo lejos se puede divisar la barraca iluminada de Koki Ruíz. (Elton Núñez).

La naturaleza del departamento de Itapúa en una fresca mañana del domingo de pascuas. (Elton Núñez).

Un enorme retablo adornado de retazos de las marquerías luce en la Barraca de Koki Ruiz. En la noche del Viernes Santo, otra edición de Tañarandy recordó los 250 años de la expulsión de los jesuítas del Paraguay. (Elton Núñez).

Lo que iba a ser la iglesia más grande de la época, hoy es ruina de la Misión Jesuítica de Jesús de Tavarangué. Patrimonio de la humanidad declarada por la UNESCO en 1993. Queda a 38 kilómetros de Encarnación y es el segundo lugar más importante en el circuito de ruinas históricas del departamento de Itapúa. (Elton Núñez)

Turistas se dispersan por la playa San José de Encarnación en el Sábado Santo, a pesar de las bajas temperaturas muchos optaron por bañarse en las aguas del Paraná, al fondo se puede ver los edificios históricos de Encarnación y el puente San Roque González que une con Argentina. (Elton Núñez).

Una de las plazas de la costanera de Encarnación, ondea la bandera paraguaya frente a edificios históricos de Itapúa, como la réplica de la vieja estación de tren y la chimenea de la antigua aceitera de los años 40. (Elton Núñez)

Koki Ruíz observa atentamente el desarrollo de la procesión de Tañarandy como lo hace desde hace 25 años, pintor autodidacta, como lo describe en su biografía de portal guarani: http://www.portalguarani.com/252_koki_ruiz.html

En Tañarandy a lo largo del Yvága Rapé, muchas obras artísticas están instaladas para el deleite del turista, como este mural de la Virgen Dolorosa elaborado con trozos de losas. (Elton Núñez).

Calle señalizada en el distrito de Santísima Trinidad del Paraná, poblado anexo a las ruinas jesuíticas. (Elton Núñez).

Comenta aqui desde tu cuenta de Facebook

Una respuesta a “Semana Santa y turismo en el sur del Paraguay.”

  1. felicita valdez rotela dice:

    FELICIDADES Y GRACIAS POR TAN HERMOSAS FOTOS CON SUS EXPLICACIONES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *